Política

Demócratas liberales, pero poco

msg107430539 223457
La guerra en Ucrania ha destapado algunas de las vergüenzas de lo que llamamos democracias liberales, hasta el punto de que la tensión generada con la guerra pone en cuestión la existencia de esta forma de gobierno. El vestido de lentejuelas de las libertades se ha evaporado, dejando al descubierto un cuerpo momificado en el que hay pocos elementos que puedan identificarse con una democracia liberal.
May 02

La Casamata

Editorial: El laberinto de la lucha de clases en Francia

índice
En las próximas legislativas veremos si hay salida al laberinto en el que se encuentran, sobre todo, las clases y fracciones de clases perdedoras en Francia debido a su división en dos polos al parecer antitéticos en composición social y cemento ideológico-programático, frente al polo de las clases y fracciones de clases ganadoras.

¿Socialismo en España?

javier e1644514751674
En el escenario actual hay dos alternativas: una aparentemente realista, pragmática y posibilista es la de apoyar más o menos críticamente a la izquierda realmente existente y dominante y, más concretamente, al yolandismo en construcción; la otra es la de posicionarse frente a eso por sus inconsistencias y debilidades endémicas para ir más allá de una mera gestión del capitalismo y, siguiendo a Gramci, tirar de unas migajas del optimismo de la voluntad para, con estoica paciencia en una travesía del desierto, sin prisas pero sin pausa, ir fabricando una caja de herramientas teóricas que pudieran servir como raíces.

La izquierda y la España que dejó de ser problema

Manolo e1644513443336
Una cosa es construir una fuerza alternativa de la izquierda y otra, digamos que diferente, un partido bisagra aliado estratégico del PSOE y con la misión de hacerlo girar a la izquierda. Para esto no haría falta construir algo nuevo; basta con tirar con lo que hay, potenciar la imagen de la vicepresidenta y fomentar relaciones públicas ampliadas y desarrolladas. Para una fuerza alternativa con voluntad de mayoría y de gobierno, la esperanza tiene que ser organizada, convertida en compromiso político, sólidamente enraizada en el territorio, en los lugares donde se trasforma el sentido común y se potencia imaginarios críticos y rebeldes. La condición previa es la POLÍTICA entendida como proyecto de país, con mayúsculas y a lo grande.

El secesionismo como revolución pasiva: de Eslovenia a Cataluña

xconvert.com 23.06.58
Eslovenia y Cataluña muestran dos caminos muy diferentes a partir de un punto en común: el intento de una clase dominante en un Estado complejo de huir hacia delante en una etapa turbulenta. Pero mientras las clases gerenciales eslovenas consiguieron seguir hegemonizando el bloque histórico local gracias a la sistemática acción de las élites político-institucionales nacionalistas, la burguesía catalana, en un ejercicio de audacia temeraria, quedaron huérfanas de representación, al menos de manera temporal. Esto último no habla tanto de la capacidad de esa clase de articular su representación como de las dificultades que encuentra para recomponer su bloque histórico como consecuencia de su desconocimiento de sus propias clases subordinadas, partidarias de permanecer en España.
Jul 03

La Casamata

Editorial: ¿Del café para todos al concierto para todos?

15718296975 59400c011c k e1625253644654
Da la impresión de que, desde el actual gobierno de España, se ve como única salida la reforma del modelo territorial español partiendo de un acuerdo para un nuevo estatuto en Cataluña que incluyera, muy posiblemente, su reconocimiento nacional y un nuevo sistema de financiación similar al concierto vasco-navarro. Ello encontraría un encaje perfecto en la Europa actual.