Geopolítica

La OTAN: Transformación por hipertrofia

41535582050 c190a4ab23 c
Parece claro que la guerra en Ucrania ha permitido a la OTAN levantar cabeza y que, tras el final de la misma, esta podrá disfrutar de un cierto crédito a corto plazo. Para continuar con la ensoñación, la doctrina del ni un paso atrás no estará en orden, aunque ello pueda tener consecuencias en la economía y el tejido social de los Estados europeos, nuevas crisis políticas y una posible implicación directa en la guerra, consumando así su crisis definitiva.

Ucrania: Un conflicto étnico devenido en geopolítico

2015
El inicio de la guerra en el Donbas nos obliga a comprender la estructura nacional y social de la Ucrania independiente, articulada a lo largo de siglos. La guerra, en lo que respecta a la historia más reciente, ha hecho a muchos pregunarse dónde están los enormes arsenales de armamento convencional que recibió Ucrania como herencia soviética. Para ocultar su impotencia ante un grupo de hombres mal armados, se ha creado la leyenda de una agresión masiva del ejército ruso que desde el 2014 envía millares de soldados a través de la frontera. La fantasía justificaba además los bombardeos despiadados contra las regiones separatistas y servían de argumentos para solicitar ayuda militar y económica de Occidente. No parece lógico que la prolongación de la guerra a través de esa ayuda, y en condiciones de sanciones cada vez más extremas, tenga como único objetivo impedir el triunfo ruso en Ucrania. Todo parece indicar que lo que se busca es debilitar a Rusia al máximo para darle después el golpe de gracia en otro escenario que bien podría ser el Ártico.